Nacional

La noche en que los amores del obispo Durán hicieron temblar el templo

  • Dimes y diretes es poco. Al margen de que su vasto patrimonio está siendo investigado por el Ministerio Público, el obispo evangélico Eduardo Durán ha debido soportar que se ventilen sus amoríos ante sus fieles.

“Duramos más de 40 años de casados, pero no voy a hablar de él, para mí no fue buen esposo”.

Quien habla es Raquel Salinas (76). Y lo que podría ser una silenciosa verdad de dormitorio, trascendió las fronteras de la intimidad casi como una hecatombe bíblica.

Ya se había cortado la luz anoche en la catedral evangélica de Jotabeche cuando Raquel -legalmente esposa del obispo evangélico Eduardo Durán (76) y además diaconisa de esa iglesia- tomó la palabra en la sala principal  y ante más de 120 personas, intervino en el caos que a esas alturas se había apoderado de la reunión, luego de conocerse que Durán, el líder, había encontrado otra vez el amor.

Este nuevo capítulo -a diferencia de los anteriores, más bien policiales y económicos- sí que tiene complicado al obispo en su relación con pastores y feligreses, con dirigentes renunciando y otros amenazando hasta con tomarse sus templos.

  • Lo esperaban en la puerta

La jornada fue ajetreada desde el principio. A las 10.30 horas estaba programada una reunión del directorio de la Primera Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, también conocida como la  Catedral de Jotabeche.

Este grupo dirigente lo conforman 11 pastores y es encabezado por el obispo Eduardo Durán. Son la cara visible de una iglesia que reúne a cerca de 7 mil creyentes a lo largo del país, guiados por más de 120 pastores.

El tema a tratar no era estrictamente bíblico ni filosófico. Tampoco legal. Actualmente, el Ministerio Público investiga el origen y el monto total de los bienes del obispo Durán, bajo el rótulo de eventual lavado de activos, luego de que La Tercera revelara en 2017 su alto patrimonio, con más de ocho autos y 12 propiedades, cuyo avalúo fiscal bordea los $ 1.152 millones.

Pero los 11 pastores no le querían preguntar por eso. Ni cerca. Tampoco por sus polémicas declaraciones de esta semana, cuando dijo tener un saldo “común y corriente” en su cuenta de $ 130 millones, y que él necesitaba de $ 3 a $ 4 millones mensuales para vivir. Eso les daba exactamente lo mismo. “El dinero viene del diezmo y acá eso no lo discute nadie”, dice una fuente de la misma Iglesia.

Los pastores estaban inquietos por otro tema mucho más relevante: la nueva pareja del obispo Durán y si esa situación se asemejaba a un posible adulterio. Eso sí que no se lo aguantan a nadie, mucho menos a su líder espiritual.

De hecho, a muchos ya les había llamado la atención un discurso suyo de hace dos semanas respecto del adulterio, basado en un estudio bíblico, en el cual se justificaban ciertos quiebres de matrimonio, por ejemplo, cuando uno de los dos se niega a tener relaciones sexuales.

El obispo Durán está casado con Raquel, pero separado de hecho desde hace años. Eso se sabía. Y los 11 pastores del directorio lo esperaban para preguntarle no por Alexia Fredes (70), a quien muchos apuntaron durante años como su supuesta otra pareja -también conocida e incluso asumida-, sino por Ruth Sepúlveda (59), la nueva mujer del obispo que campeaba en los dimes y diretes de Jotabeche. Una figura que apareció en 2017, mucho más “vistosa” y notoria que la anterior, a decir a los feligreses, y que a muchos no les caía muy bien.

Hace pocos días, de hecho, hubo denuncias cruzadas entre las dos amantes por una supuesta agresión, en presencia de Durán. El asunto empezaba a arder.

Durán llegó atrasado a esa reunión de las 10.30 porque estaba viendo los matinales de la TV, donde lo destrozaban por sus declaraciones de los $ 130 millones. Su oficina está a una cuadra de la Catedral, pero llegó en auto y por otra calle para eludir a la prensa que lo esperaba. Y en la reunión, según relata una fuente del templo, el obispo pidió apoyo y fidelidad. Incluso oraron.

  • “Qué le vamos a decir a los hermanos”

Hasta ahí, todo iba normal. Tenso, pero aún bajo control. Sin embargo, faltaba la reunión de la tarde, fijada desde hace días atrás, para las 19.30 horas. Era un encuentro convocado por el mismo Durán. Asistieron cerca de 120 personas, fundamentalmente predicadores y ayudantes.

En esa instancia, el obispo tomó la palabra y con oratoria fuerte y clara ofreció disculpas por haber asistido a un programa de televisión a hablar sobre su estándar de vida. Hubo aplausos. Brazos en alto. Aleluyas. Y aseguró que no iba a volver a ocurrir. Sin embargo, no fue lo único que anunció. Además, les informó a los asistentes que estaba solucionando su situación personal, lo que consistía en aceptar su nueva relación afectiva, separarse legalmente de su actual esposa y casarse con su nuevo amor, Ruth Sepúlveda. Y también aclaró que Raquel seguiría siendo la diaconisa de la Catedral.

  • Y ardió Troya.

Esta declaración provocó asombro entre los asistentes, caras de desencanto y un silencio que evolucionó rápidamente a preguntas a viva voz y gritos. Uno de los pastores se paró y preguntó: “Qué le vamos a decir, entonces, a los hermanos”, detonando una fuerte discusión entre los que apoyaban la decisión y los que no quieren que esto se lleve a cabo. En ese momento, se apagaron las luces y Durán decidió abandonar el lugar.

El hijo del obispo, el diputado Eduardo Durán, en medio de la batahola, pidió algo de silencio y habló: “Hermanos, escúchenme un poco. Entiéndanme, ustedes. Ella es mi madre y él es mi padre, a los dos los amo. Si hay alguna situación entre ellos, lamento que se esté ventilando públicamente. Yo no soy quien para juzgar a ninguno de los dos. Yo les pido misericordia. La iglesia es del Señor”.

Y se seguían escuchando gritos. “Es una vergüenza”, se escuchaba en el público, entre peticiones de renuncia, argumentando “falta de moral” y “ofensas a la Biblia”. “Queremos una junta de oficiales que sea honesta, que sea responsable y que de verdad defienda la iglesia”, le dijo otro pastor al hijo de Durán. A la inversa, también había muchos pastores gritando y protegiendo a los Durán.

Ese fue el minuto en el que habló Raquel Salinas respecto de su matrimonio. También agregó que “no quería que llegara este momento, pero me siento en paz (…) La iglesia no está bien, está desprestigiada ante el mundo, yo lamento toda la gente que se ha ido de la iglesia”.

Después del caos, el templo se fue despejando. De momento, las relaciones entre varios pastores están partidas y todas las iglesias evangélicas muestran preocupación sobre este caso.

Si bien aún nadie presenta una solicitud formal para que el obispo Eduardo Durán deje el cargo, hasta hoy por la mañana los pastores de la iglesia -desde las 12.00 horas- seguían reunidos y en conversaciones para definir cuáles son las acciones que realizarán.

  • Investigado por lavado de activos

“¿Cuál es su apreciación respecto al patrimonio que posee el obispo Durán Castro, de acuerdo a múltiples reportajes que aparecieron en diversos medios de comunicación post tedeum 2017? ¿Tenía conocimiento de aquello? ¿Cree usted que se condice con su calidad de líder religioso?”. Esa es la pregunta número siete de un total de 20 que le hizo el comisario de la Brigada de Lavado de Activos (Brilac) de la PDI Eduardo García al obispo Bernardo Cartes, presidente de la Iglesia Metodista Pentecostal de Derecho Público, el 28 de mayo del año pasado.

La declaración de Cartes, en calidad de testigo, a la que accedió La Tercera PM, es parte de las piezas de la investigación que lleva adelante el jefe de la Fiscalía de Alta Complejidad Oriente, Felipe Sepúlveda, en contra del obispo Eduardo Durán por presunto lavado de activos. El Ministerio Público investiga el origen de sus bienes, además de su entorno, luego de que La Tercera revelara en 2017 el alto patrimonio que tiene el pastor de la catedral de calle Jotabeche: es dueño a título personal de ocho autos y 12 propiedades que, según información comercial, tienen un avalúo fiscal de $ 1.152 millones, monto que podría duplicarse si se considera el precio de mercado.

“Dicho patrimonio no se condice en absoluto con su situación o calidad de pastor u obispo, ya que anterior a ser nombrado pastor yo sólo le conocí un bien raíz que se ubicaba en Estación Central, que era su casa o inmueble en el cual residía junto a su familia, solo le conocí un vehículo americano que era bueno para la fecha, pero no me consta que poseía otros”, le contestó Cartes al PDI.

Detalló, además, que “respecto a don Eduardo Durán Castro, antes de que falleciera el obispo Vásquez Valencia, esta persona cumplía funciones como 1° oficial de la Catedral Evangélica, cuando muere nuestro obispo Vásquez, yo lo nombro junto al director o presbítero de nuestra misión, como pastor probando de la Catedral Evangélica de Santiago (…) Yo no quise asumir en la catedral debido a que don Eduardo Durán Castro era miembro de esa congregación por más de 40 años y tenía la simpatía de tos los miembros que se congregan allí”.

Señaló que “este templo catedral y sus iglesias dependientes es el más importante a nivel nacional, tanto en el número de miembros como de los ingresos y movimientos que se generan”.

También indicó que desde sus orígenes como pastor Durán tuvo un ascenso “sospechoso” en la congregación. Así, recordó que cuando Roberto López asumió como obispo de la personalidad jurídica privada N ° 1248, quedaron “76 pastores con él, entre ellos, Eduardo Durán Castro, quien asciende sospechosamente de pastor probando a pastor presbítero, que es el máximo cargo que puede optar como pastor y lo hace candidato a hacer obispo”.

El PDI le preguntó, además: “¿Por qué el obispo Durán, habiendo formado su propia organización denominada Jotabeche 40, nunca entregó el templo catredral”. Cartes le respondió que “el actual obispo de la personalidad jurídica privada N ° 2148 es Mario Salfate, la cual es dueña de ese bien raíz, ya que el templo catedral fue construido cerca de 1968, no obstante nunca se ha solicitado a mi entender a Eduardo Durán, que entregue dicho bien raíz. Se han comprado bienes raíces aledaños, desconozco bajo que nombres se adjudicaron esos rol de propiedad, ya que al parecer lo hicieron después de 2007. Bajo mi administración no se realizó y si lo hubieran hecho, yo hubiera exigido que fuera a nombre de la corporación”.

También le consultó si es que sabía que la Iglesia Metodista Pentecostal en 2006 adquirió un terreno de 5.000 metros cuadrados en Isla de Maipo y si es que sabía cómo se financió esa compra. Cartes le señaló que “sí tuve conocimiento, desconozco el valor de la compra. Sí puedo afirmar que se adquirió con dineros aportados por la congregación de la Catedral Evangélica (…) con la finalidad de tener un lugar de esparcimiento para compartir como iglesia. Actualmente existe una piscina y se habría donado una parte de ese bien raíz al Eduardo Durán para su uso y goce”.

Le preguntó el PDI además por otro bien raíz de la Iglesia Evangélica en Algarrobo y si es que sabía Cartes cómo fue “adquirido”. El obispo le respondió que no sabía y que nunca fundaron una iglesia evangélica en esa comuna.

“¿Conoce usted si la Iglesia Jotabeche 40 efectúa campañas con evangelistas traídos desde el extranjero y cómo se financian las mismas?”, le consultó también el PDI. Cartes respondió que “tengo entendido que mantienen un convenio con una organización americana denominada Santidad Pentecostal y constantemente vienen personas de Estados Unidos. Desconozco cómo se financian estas actividades”.

Casi ocho meses después, el 23 de enero pasado, declaró en calidad de imputado el obispo Durán. “Calculo que al mes percibo aproximadamente $ 35 millones por diezmos, quedando en definitiva unos $ 28 o $29 millones mensuales para mi disposición. Con parte del dinero que me queda ayudo a mis hijos, mi sobrina Ruth Díaz Durán y aproximadamente 10 pastores y algunos hermanos, en eso aproximadamente $ 15 millones mensuales”. Agregó que parte del diezmo, entre $ 6 a % 7 millones, lo ocupa para gastos de la iglesia.

Señaló que con la plata del diezmo también “ayuda” a su hijo diputado, Eduardo Durán como $ 4.2 millones al mes. También, dijo, le compró un departamento

Dijo que los diezmos los recibe en efectivo y cheques, y que “los diezmos los guardo en una caja fuerte que tengo en mi oficina y son depositados en mis cuentas corrientes personales del Banco del Estado y del Banco de Chile”.

Indicó que desde que fue nombrado pastor en 2003 comencé a percibir los diezmos de los fieles de la Catedral Evangélica “que calculo deben ser entre un 20 % a un 25 %, además no dan el 10 %, sino que la suma que estiman pertinente”. Dijo que también existen ofrendas que se recolectan en reuniones y que “van para la administración de la iglesia”.

La Tercera | Autor: Eva Luna Chekh, Sergio Rodríguez y Javiera Matus

Click to comment

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

PatagoniaD.com se define como un medio de comunicación audiovisual independiente, pluralista y moderno, que busca interpretar los intereses de la sociedad mediante publicaciones asentadas en la actualidad, la información y la entretención de calidad.

www.patagoniad.com © 2013-2017.

To Top